día 9...
Villa Mañihuales, Aysén

El despertar fué increíble: al lado de la laguna de las Torres, con un paisaje de lujo. Me levanté y aproveché de secar parte de mi ropa que aún estaba mojada. Hice fuego en la parrilla que tenía al lado de mi carpa. Ya con el fuego apagado, puse mi chaleco regalón sobre la parrilla, a cierta distancia. Y me metí a la carpa. Pero... el viento sopló más fuerte de lo necesario, y cuando salgo afuera de la carpa, veo que el chaleco había caído sobre la parrilla, y que el fuego de las brasas se había reavivado. Resultado: se quemó mi chaleco regalón!! :(.

Retomado el camino, el paisaje es verde y húmedo,. Afortunadamente, el camino por estos lados es más plano. Y pavimentado. :) El desplazamiento es bastante rápido. A medida que avanzo se va abriendo el paisaje. A mi alrededor se empiezan a ver unas flores largas, color violeta: son los chochos. El tramo ha sido largo... hasta que llego a Viña Mañihuales, un pueblo a un costado del camino. Me detengo ahí, y me encuentro con un rodeo en plena patagonia, donde me quedé tomando fotos. Luego, paso a almorzar en un restaurante del lugar. Al fin comida en un plato. :) Por aquí el ambiente es más urbano. Estoy a 62 kilómetros de Aysén. Hay chochos por todos lados. Y me encuentro con la bifurcación: camino a Coyhaique o camino a Aysén. Decido seguir por el camino pavimentado, con dirección Aysén, a 47 kilómetros de distancia. Y sigo por 20 kilómetros más, hasta llegar nuevamente a la bifurcación entre Coyhaique y Aysén, el sector de puente Viviana. Ahora sólo restan 20 kilómetros, en una ruta con hartos automóviles. Ya el paisaje se sentía distinto, estaba entre las dos ciudades más importantes de la zona. En esa hora de viaje se me hizo de noche, en un camino casi en línea recta por una carretera bastante transitada. Hasta que llegué a Aysén. Lo primero que hice fue ir y cruzar el famoso puente de Aysén, el puente General Ibañez del Campo. Luego, me di algunas vueltas hasta que en el centro ubiqué un lugar donde alojarme, un hostal. Y finalmente, salí a recorrer el centro de noche, a pié, incluyendo pasar a comer y tomarme algo en un bar.




0 comentarios

no hay comentarios.



nombre *

e-mail *

web

2 x 4 = *