día 13...
El Blanco, Puerto Ibañez, Chile-Chico

Desperté en mi carpa, con mucho viento alrededor. La carpa le tuve que colocar cuatro piedras (rocas), una en cada esquina por dentro, para impedir que se volara con el viento, al salir. Nuevamente me tomó harto rato levantarme, entre revisar los mapas, prepararme el desayuno, y luego, desarmar y guardar la carpa y el saco de dormir. Al cabo de dos horas logro salir con la bicicleta, y retomo el camino.

Me encontraba a unos 35 km de Balmaceda, que visitaría a la vuelta, y a 95 kilómetros de Puerto Ibañez, donde debía llegar antes de las 20:00 hrs para tomar el transbordo a Chile Chico. En el camino, encontrando lugares hermosos como la cascada El Salto. El paisaje era muy abierto, con bosques a la distancia, y mucha pradera verde. Era un dia con mucho sol. Todo iba bien, hasta que comenzaron las subidas... en 10 km me tocó ascender unos 200 metros. Al rato, me encontré con El Blanco, un pueblo donde pasé a almorzar a un restaurante que había en el lugar. Luego, vino el desvío a Balmaceda... me faltaban todavía unos 80 kilómetros.

El camino, posteriormente, empezó a tener más subidas. Y yo, ya iba bien cansado. El viento a ratos soplaba bien fuerte. Afortunadamente, no estaba en mi contra. Y en esas subidas, y también bajadas, tuve la oportunidad de batir mi record histórico de velocidad: llegué a 80 km/h, en una bajada. Claro, con 30 kg de peso extra, una buena bajada en recta, y el viento a favor, logré esa velocidad. Y a esas alturas ya iba pensando si iba a alcanzar a llegar a Puerto Ibañez para tomar el transbordo. Iba apenas, hasta que, cuando faltaban unos 55 kilómetros, decidí hacer dedo a un camión que iba pasando, siendo las 17:50 hrs. Y me llevaron. Así, llegué a las 19:30 a Puerto Ibañez, frente al lago General Carrera. Y abordé el transbordo hacia Chile Chico.

Las siguiente dos horas, la ruta fue cruzando el lago. Es el lago más grande de Chile, en un barco bastante cómodo. Se notaba lo intenso del oleaje, a ratos. Y con un viento muy fuerte. Y luego de un par de horas, llegamos a destino: Chile Chico. Al llegar me puse inmediatamente a buscar donde alojar. Y encontré unas cabañas donde arrendé una. Dejé mis cosas, y salí a tomar y comer algo. Hasta volver a la cabaña, a eso de las 1 am.




0 comentarios

no hay comentarios.



nombre *

e-mail *

web

2 x 4 = *